Mujer de Monterrey de 35 años. Aborté en Marie Stopes Roma

Marie-Stopes-Mexico Clinica Pedregal

Me llamo Mariana, tengo 35 años y vivo en Monterrey, Nuevo León. Trabajo como ejecutiva en una multinacional y paso mucho tiempo en la oficina y en reuniones de trabajo. Aunque el trabajo sea de mucha responsabilidad, me gusta y disfruto con lo que hago; además que me permite vivir cómodamente. Tengo un departamento en una zona nueva de la ciudad y vivo sola. Cuando llego a casa me gusta relajarme escuchando música y hablar por las redes sociales con mis amistades.

Mis objetivos en la vida son conseguir un puesto de dirección en mi empresa, y que además me puedan reubicar en alguna de sus filiales en el extranjero con el mismo puesto. Por ello trabajo duro y dedico casi todo el día a ello. Esta es la razón por la que de momento no quiero tener pareja estable. En un futuro quién sabe…

Hace un tiempo descubrí que estaba embarazada, y eso me descolocó por completo. Centrada en mi trabajo como estaba me di cuenta de que no era una opción. Además al padre sólo lo conocí un día en una cena de negocios. Estaba sola en esto y sola decidí terminar con el embarazo.

Cómo encontré una clínica para abortar en DF

Una vez tuve claro lo que quería hacer, me metí en internet y busqué cuáles eran mis opciones para abortar en México. Ya sabía de antes que sólo es legal hacerlo en el Distrito Federal, así que comencé a buscar clínicas para acudir lo antes posible y no trastocar mis previsiones laborales. Encontré enseguida el portal web http://www.clinicas-aborto.com.mx/ que me ha servido de guía en todo momento para hacer las cosas más fáciles.

Finalmente me decanté por la clínica Marie Stopes Clínica Roma, pues visitando su portal web y sus horarios, se ajustaban perfectamente a lo que estaba buscando. Así que enseguida llamé y me dieron cita para el fin de semana, ya que prestan servicio sábados y domingos y yo esos días tengo menos carga de trabajo.

El siguiente paso fue buscar un vuelo de Monterrey al DF. Compré unos billetes clásicos para el viernes temprano y para volver en la madrugada del domingo al lunes. Este vuelo de ida y vuelta me salió por unos $ 2000.

Busqué un alojamiento que quedara cercano a la clínica. Me decanté por un hotel en la Colonia Roma, que me costó $ 1500 las dos noches que pernocté en el DF.

Mi estancia en la clínica

El viernes a las 10 de la mañana llegué al DF, tomé un taxi hasta el hotel y dejé mi maleta. A continuación me fui a la clínica Marie Stopes y enseguida me atendieron. Primeramente me vio la ginecóloga y comprobó el tiempo de embarazo (5 semanas) y me realizaron una analítica. Una vez comprobado que todo estaba bien, me hablaron de mis opciones de interrupción de embarazo, y decidí hacerme un aborto quirúrgico. De esta manera, me despertaría de la anestesia y todo habría pasado. Me dieron cita para el día siguiente y realizar la intervención. Ese día lo aproveché para pasear por la ciudad y ver a unos amigos residentes allí.

El sábado fui temprano a la clínica. Me sedaron, desperté y todo había ido bien. El trato fue muy amable por parte del personal de la clínica, y permanecí allí unas horas hasta que me encontré bien y me fui a comer algo. En total todos los servicios de la clínica me costaron unos $5500. Me marché al hotel a descansar. Al día siguiente me encontraba algo cansada pero bien, apenas tuve un pequeño sangrado y a lo largo del día me fui encontrando como siempre. Realicé unas compras y volví al aeropuerto. Volví a mi trabajo y a mi vida normal.

Tengo que decir que en la clínica te tratan excelentemente, con mucha confianza y dan mucha tranquilidad. No te sientes juzgada y te das cuenta que es un procedimiento normal, que lo realizan muchas mujeres que como yo, decidieron terminar su embarazo. Fue agradable saber que no estás sola en esto, y que las mujeres podemos ejercer nuestra decisión.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.