Método Farmacológico con pastillas abortivas Mifepristona & Misoprostol

El método farmacológico consiste en interrumpir el embarazo con dos medicamentos: Mifepristona y Misoprostol. Este procedimiento se puede realizar hasta las 7 semanas de gestación (49 días).

Pastillas abortivas Cytotec - Costo de un aborto
Este método para abortar sólo es efectivo durante las primeras 7 semanas de gestación. Por eso es imprescindible que se realice en un centro o clínica ILE acreditada. Ha de ir supervisado por profesionales ginecológicos acreditados, que mediante un chequeo y analítica previa, valorarán si es el método más adecuado para que la paciente interrumpa su embarazo.  El costo de las pastillas abortivas está entre $1,500 MXN y $3,000 MXN aproximadamente, incluyendo la consulta y examen previo, la supervisión médica del proceso, y en algunas clínicas incluso con un anticonceptivo posterior a la intervención, con el fin de prevenir futuros embarazos no deseados.

La toma de las pastillas abortivas debe estar supervisada por profesionales acreditados en las Clínicas ILE.

Como toda medicación, las píldoras o las pastillas para abortar presentan unas contraindicaciones para su administración, no pudiendo utilizarse en ciertas circunstancias, que serán valoradas antes de su toma por los profesionales de la Clínica ILE.

Si buscas dónde conseguir pastillas para abortar, no pongas en riesgo tu salud y ponte en contacto con una clínica legal acreditada.   Ir a las clínicas

Estos son los motivos por los cuales no puedes conseguir ni consumir las pastillas abortivas por tu cuenta, ya que pondrías tu salud en riesgo, y en algunas ocasiones incluso tu vida.

Una vez administradas las pastillas abortivas, la expulsión de la gestación puede producirse en dicho centro sanitario o en tu domicilio. Por ello, deberás estar psicológicamente preparada, ya que no es un método aconsejable para aquellas pacientes que no deseen o no puedan “colaborar activamente” en la interrupción de su embarazo.

Antes de tomar las pastillas abortivas…

En la Clínica ILE, lo primero que se le realiza a la paciente es una valoración médica a través de un monitoreo con ultrasonido. Esta prueba sirve para comprobar estas premisas:

  • Que el embarazo está dentro del útero (que no se tiene un embarazo ectópico)
  • El periodo exacto de gestación, para comprobar que se está dentro de las 7 primeras semanas.
  • Que no exista ninguna otra anomalía que contraindique el uso de las pastillas abortivas.

Asimismo, comprobarán el historial médico de la paciente, y otros aspectos que los profesionales consideren. Todo para que la intervención del embarazo con medicamentos se realice de una manera segura.

Las pastillas abortivas suelen consistir en dos medicamentos llamados Mifepristona (conocida como píldora RU-486) y Misoprostol (también conocido como Cytotec, Arthrotec, Oxaprost, Cyprostol, Mibetec o Misotrol).

  • La Mifepristona cumple la función de bloquear la hormona progesterona, necesaria para que continúe el embarazo. Cuando se toma, se cambia el revestimiento del útero y a su vez facilita la dilatación del cuello uterino.
  • El Misoprostol cumple la función de la expulsión de la gestación. Cuando se toma, produce contracciones uterinas, lo que provoca los dolores abdominales; y de esta manera, ayuda a expulsar todo el tejido del útero.

La toma de estos medicamentos debe estar supervisada en todo momento por profesionales especialistas, ya que no es comparable a tomarse una pastilla para el dolor de cabeza o dolor de regla. Es decir, tras la toma, aparecerán una serie de síntomas y efectos que darán lugar a la interrupción del embarazo.

Normalmente, la interrupción del embarazo con pastillas se suele proceder en la toma de estas dos dosis, separadas en 48 horas. Cuando acudas a la Clínica ILE y optes al método farmacológico, ocurrirá lo siguiente:

  • Primeramente, en la clínica ILE, el/ la profesional te suministrará la primera dosis (Mifepristona) y te marcharás a casa. Tras esta primera dosis, apenas notarás efectos y síntomas.
  • A las 48 horas, debes volver a la clínica a que el profesional te suministre la segunda dosis (Misoprostol). Tras la toma de esta segunda dosis, deberás estar en la clínica unas horas para que los médicos supervisen el proceso. Tras esta segunda dosis sí notarás efectos secundarios y síntomas que darán lugar a la interrupción del embarazo.
  • A las dos semanas aproximadamente desde que tomaste las pastillas abortivas, debes regresar a la clínica para realizarte una ecografía y comprobar que se ha producido la interrupción del embarazo.

Tras la toma de las pastillas abortivas, siempre se van a presentar una serie de efectos secundarios provocados por el medicamento:

  • Hemorragia o sangrado vaginal, normalmente algo más abundante que la menstruación. Esta hemorragia se puede presentar después de la primera toma del tratamiento (poco frecuente) o después de la segunda toma del tratamiento (más frecuente). La hemorragia durará como término medio 9-10 días, aunque puede persistir hasta su siguiente regla, sin que ello implique la existencia de ninguna complicación.
  • Durante los periodos de hemorragia y tras la toma de la medicación (sobretodo tras la toma del Misoprostol), puede presentarse dolor intenso y calambres “similares a los de la regla” que cederán espontáneamente. De no pasarse el dolor, el médico que supervisa el proceso puede indicarte que tomes algún analgésico.
  • Es también frecuente experimentar sensación de debilidad o cansancio, nauseas, vómitos, diarrea, y dolor de cabeza, que ceden en poco tiempo y no suelen necesitar ningún tratamiento.
  • Fiebre, que suele presentarse tras la toma de Misoprostol (segunda dosis), que suele durar menos de 24 horas y no sobrepasa los 38º C.
  • También puede ocurrir una reacción alérgica al tratamiento, causando enrojecimiento en la piel, picazón o sarpullidos. En ese caso, debes consultarlo con los profesionales de la clínica.

Estos efectos secundarios son los que suelen experimentar las mujeres que han optado por el aborto con medicamentos. Estos síntomas suelen remitir por sí solos tras unos días.

En un número muy bajo de casos (entre el 3% y el 5%) ha ocurrido que el método no ha sido efectivo, o se ha expulsado la gestación de manera incompleta. Cuando ocurre esto, en la clínica se procederá a un legrado o aborto quirúrgico.

Pueden existir una serie de complicaciones o presentarse los efectos secundarios de manera extrema, por ejemplo, que suba la fiebre más de 38º C, que aparezca una alergia en la piel con picazón y sarpullido, que persistan el dolor y los calambres durante unos días, o éstos sean muy intensos; o que no cedan las naúseas, vómitos, o diarrea pasados unos días. En estos casos, debes acudir a la clínica donde acudiste para que te atiendan los profesionales que llevan tu caso. 

Amplía tu información consultando nuestras preguntas frecuentes sobre el aborto con pastillas

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.